15 jul. 2010

Just fade away.


Um... Hoy la verdad, no ha sido un día muy productivo. La mañana ha sido aburrida, haciendo cosas en casa, recogiendo y eso, por lo que no hay mucho que contar. Despúes de comer, bueno, un rato después de comer, me he ido a jugar al Okami y me he pasado un buen trecho del juego, que parecía ser mucho más corto, pero se alarga y se alarga y parece que no se va a acabar nunca. Me pasé a Ninetails y estoy en las tierras del norte (Kamui) que parecen ser la cuna de la oscuridad y los demonios, así que me queda poco para llegar al jefe final. La verdad, esta parte del juego me está gustando mucho porque hay un clan de guerreros que se transforman en una especie de lobos :D y están tope chulos (Shiranui mola más <3).
Estuve dándole toques a David para que me llamase, pero creo que voy a esperar a que se conecte porque le duele un poco la boca y puede que le cueste hablar, a ver qué hacemos al final.

En realidad, me gustaría haber escrito sobre lo que últimamente me estoy dando cuenta de que me ocurre. No me gusto nada, es mirarme en una foto, en el espejo y sentir una especie de rechazo muy fuerte hacia mí... No me acepto tal y como soy, y no me queda otra que hacerlo porque conmigo misma es con quien voy a vivir toda la vida (sabia frase de Tsuki xD) y tengo que dejar de ser tan tonta... Pero es tan extraño.

Por otra parte, llevo dos días sin ver a David, y le echo de menos, por eso espero poder verle mañana u_u''

ains, en fin, finalizo la entrada para hacer otras cosillas o actualizar otras redes ;)

Nos vemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario